Embarazadas y Comiendo por Dos? ¡Pues no deberían!

Embarazadas y comiendo por dos, cierto? ¡Pues no deberían! Sin importar cuán antigua sea la creencia de que la “dulce espera”, merezca una doble ración.

Es más, de acuerdo con los expertos en nutrición, la idea de “comer por dos” es sólo un viejo mito y aquellas mujeres que se rigen por él, terminan ganando mucho peso innecesario, incrementando los riesgos de diabetes gestacional, dolores de espalda, presión sanguínea elevada y la posibilidad de que el nacimiento sea por cesárea, debido al tamaño del bebé.

Desde luego, se espera que una mujer embarazada deba aumentar la ingesta de determinados nutrientes (los aconsejados por su médico), pero tan sólo un promedio de 300 calorías extra por día. Es decir, el equivalente a una tajada de pan de grano entero y una cucharada de mantequilla de maní. ¡Mucho Ojo!

Pero eso sí, nada de restricciones estrictas, ya que el ganar poco peso durante el embarazo, también resulta preocupante. Éste podría acarrear un parto prematuro, problemas de salud crónicos y hasta bajo peso en el bebé.

Como verán, todo es cuestión de equilibrio.

Puedes dejar un comentario o trackback desde tu propia web.

Dejar una respuesta