Estar a Dieta Vs. Comer Sano ¡Pueden ser ambos!

Una de las grandes dificultades que enfrentamos a la hora de nutrirnos, es que sentimos que estamos traicionando nuestro régimen. Inconcientemente, entramos en el gran conflicto, estar a Dieta vs. Comer Sano, sin pensar que… ¡Pueden ser ambos!

Estar a Dieta Vs. Comer Sano ¡Pueden ser ambos!

Sin embargo, basta tomar un minuto, para sopesar qué alimentos consideramos nutritivos y a su vez dietéticos. ¿Podrían ser las ensaladas, vegetales, frutas?

Y eso nos lleva a preguntarnos: ¿Qué hace que un alimento sea dietético o regular? ¿Existe en realidad una diferencia o es algo creado por nuestra mente? ¿Qué pensamos sobre los alimentos diet vs. los alimentos saludables?

A continuación, algunas posibilidades:

  • La ensalada es una comida diet y me saturé de ella cuando estuve a dieta.
  • Sólo como vegetales porque son bajos en calorías.
  • Si no estuviera a dieta, podría comer alimentos altos en grasas y calorías, en cualquier momento.
  • La única razón por la que como bajo en grasas y calorías es para perder peso.
  • Comer saludable, es privarme de los platos que adoro.
  • Nutrirme es aburrido y muy restrictivo.
  • No es justo, debo comer sano y dejar lo rico.

Si creemos en alguna de las anteriores, es tiempo de examinar el por qué. Indagar en las experiencias que nos hicieron aceptar tales probabilidades como verdades y luego, preguntarnos si nuestras convicciones son racionales y bien fundamentadas. ¿Verdad que no?

Pues, llegó el momento de desechar todo ello y a partir de hoy, recordar que: A veces, una persona “normal”, puede disfrutar de una buena ensalada o una gran tajada de queso bajo en grasa y otras veces, de una sabrosa porción de lasagna. ¡Sin problema alguno!

Y sólo entonces, hasta que aclaremos nuestra mente y dejemos de equiparar la comida sana con la “diet”, podremos llegar a comer de forma “normal”.

Así que, lo mejor que podemos hacer, es retar nuestra razón a crear un nuevo sistema de creencias, en el que la comida sana puede ser deliciosa. Por lo que, al escogerla, contribuirá a una mejor calidad de vida ahora y en el futuro. De ese modo, tan sólo cambiando de actitud, nos econtraremos comiendo de modo saludable sin dejar de cuidarnos.

Puedes dejar un comentario o trackback desde tu propia web.

Dejar una respuesta